fbpx
Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

4 mentiras que te contaron sobre la Ciberseguridad

Tiempo de lectura: 3 minutos

En 2019 Business Insider realizó una encuesta de ciberseguridad en la que le preguntó a millones de personas en Estados Unidos lo que ellos pensaban que eran ciberataques. Más del 65% contestó que estos eran aquellas acciones maliciosas en las que los criminales buscaban infectar con virus informáticos, los computadores de sus víctimas. Aunque no están equivocados, cabe resaltar que la gran mayoría de las personas piensan que los ciberataques tienen que ver solamente con los virus de computadora.

Los sistemas digitales de hoy en día son susceptibles a una amplia variedad de ciberataques que pueden ser ejecutados de las maneras más sutiles y tienen consecuencias devastadoras para sus víctimas. ¿Alguna vez has escuchado noticias sobre alguien que ha sido víctima de estafa a través de un correo electrónico o un mensaje de texto? Este tipo de actividades criminales también entra en la categoría de ciberataque. El robo de información, el robo de credenciales y el sabotaje de sistemas informáticos son solo algunos ejemplos que no llegan a abarcar ni el 50% de todos los ciberataques.

De la misma manera que hay ideas equivocadas sobre lo que pueden llegar a ser los ciberataques, también hay ideas equivocadas sobre las medidas que pueden ayudar a prevenirlos. Los antivirus no son los únicos medios defensa en contra de estos ataques. En este artículo te mostramos cuales son esas ideas que te pueden costar la seguridad de tus sistemas informáticos y digitales:

ciberseguridad
  1. “Los antivirus son más que suficiente”: Los programas de antivirus son bastante diversos, desde las versiones básicas que vienen con cada sistema operativo como Microsoft, hasta aquellos que son creados por otros desarrolladores y pueden ser gratis o tener cierto costo. Tener un antivirus es como contratar un servicio de vigilancia, sin embargo, hay que tener en cuenta que incluso el antivirus más costoso no es 100% efectivo. Es importante tener dos factores en cuenta: primero, no hay que elegir un antivirus al azar o el primero que nos muestran y segundo, ahorrar en ciberseguridad puede salir más costoso de lo que creemos.
  2. “Las contraseñas complejas no pueden ser hackeadas”: Normalmente cuando creamos una contraseña, siempre nos sugieran que tenga cierto número de caracteres y que tenga números, letras mayúsculas, etc. Esto es porque los programas que hackean contraseñas funcionan porque en cuestión de segundos prueban millones de combinaciones hasta que dan con la tuya. Sin embargo, estos programas maliciosos son cada vez más complejos y pueden realizar BILLONES de combinaciones en un par de segundos. Por eso es importante tomar otras medidas como cambiar las contraseñas constantemente o usar otro tipo de verificaciones.
  3. “Los datos no son tan importantes como el dinero”: En el mundo digital los datos lo son todo. Aunque algunas personas y compañías prefieran proteger sus activos económicos, los datos son igual de importantes. Imaginen que tienen una compañía y reciben un ciberataque en el que les roban todos los datos de sus clientes. Las repercusiones legales son tan amplias que resolver este tipo de problema puede requerir una inversión significativa que represente grandes pérdidas para la compañía. Los datos son el oro del mundo digital y por eso es esencial protegerlos a toda costa.
  4. “Las páginas más grandes y populares son las más seguras”: Todas las grandes páginas usan cookies para rastrear tu trayectoria en Internet. Este rastreo les permite a ellos tomar decisiones comerciales basadas en tu comportamiento dentro de la página. Sin embargo, esto quiere decir que esa página y esa compañía tienen acceso a tu información digital y en caso de que esa página sufra un ciberataque, los hackers también serán dueños de esos datos y tu también serás vulnerable. Imagínalo de esta manera: un día vas a una tienda física a hacer una compra y como parte de una cuesta realizada por la cajera, ellos te piden ciertos datos, entre esos la dirección de tu casa para enviarte más información. Un día unos ladrones roban esa información, por lo que ahora ellos tienen las direcciones de residencia de cada cliente. Lo mismo sucede con las páginas web.

La precaución es esencial

Es importante tener en cuenta que, aunque Internet nos brinda muchas facilidades en términos de comunicación y conexión con otras personas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia, vale la pena recalcar que no se puede ser despreocupado con los datos que usamos en la red. En muchos casos tendemos a exponer nuestras direcciones IP, localizaciones e incluso credenciales sin darnos cuenta y es aquí cuando más vulnerables son nuestros sistemas.

Este tema te puede interesar: ¿Qué es la ciberseguridad y por qué es importante?

Estas 4 aclaraciones nos servirán para estar cada vez más alertas de cada elemento sospechosos en nuestras redes, así como también para realizar constantes revisiones y actualizaciones de seguridad. Desde un hipervínculo extraño en una página, hasta links extraños que lleguen a nuestros correos o por mensaje de texto. Estas recomendaciones no solo funcionan a nivel individual, sino que también aplican para la ciberseguridad de las compañías.